Premier 09/10: Impresiones 6ª jornada

Una nueva jornada de la liga inglesa que nos deja cosas muy interesantes para comentar. Lo más destacado del fin de semana, a mi juicio, ha sido la derrota del Chelsea en el campo del Wigan del entrenador español Roberto Martínez. Esto permite que el Manchester United sea líder de la clasificación, empatado a puntos (18) con el equipo de Ancellotti.


Cech expulsado contra el Wigan

Así pues, los de Ferguson ganaron por 0-2 al Stoke City, con goles de Berbatov y O’Shea, pero con la inestimable ayuda del sempiterno Giggs. Esto no es un hecho aislado, es decir, lo de Ferguson y su Manchester ya es para echarles de comer aparte. Éste equipo da la sensación de tener a todos sus hombres activados al 100% en todo momento de la temporada. De este modo, cuando el Manchester iba más apurado para consolidar el liderato de la temporada pasada, en partidos que perdían o no eran capaces de ganar, siempre aparecía un Tévez, un Giggs, un jugador inédito de cantera o hasta algún defensa para conseguir los tres puntos. ¿Ronaldo y Rooney no son capaces?... tranquilos, chavales, que sale Tévez, que tiene los dos pies fuera de Old Trafford y se lleva fatal con Sir Alex, y soluciona la papeleta.

Giggs sigue dando tardes de gloria a los red devils

Y esto es mérito del técnico, por encima de todo y pese a quien pese. Otro tema sería la bula arbitral de la que disfruta Ferguson descaradamente, y de la cual ya han hecho mofa los tabloides británicos con el asuntillo de los siete minutos de descuento ante el City (de ahí la siguiente imagen).

Montaje del diaro The Mirror sobre Ferguson

En fin, el Manchester, pese a haber perdido a un jugador importante (porque me niego a decir que Cristiano Ronaldo era el mejor jugador del United, y no digamos ya del mundo) y otro que sin duda va a dar guerra en esta Premier, como es Tévez, pues ya es lider de la competición.

Pero seguido por el Liverpool, que está a tres puntos, después de olvidar su irregular arranque liguero. Al temeroso Hull le cayeron nada menos que seis goles como seis soles. Los tres primeros de los cuales fueron, de nuevo, de Torres, que se coloca como máximo goleador, con ocho goles.

El que no viera el partido de los reds podría pensar que fue coser y cantar. Pero el que sí que se colocó frente al televisor la tarde del sábado a las cuatro, habría visto un Liverpool que adolece de muchos de los defectos que están presentes durante la temporada. Giovanni empató (con un gran empalme, muy difícil de conseguir colocar donde lo hizo) en una jugada que recopila, una a una, las cosas que debe pulir el equipo de Benítez si quiere afrontar con éxito cualquier partido contra los grandes.

Si el sábado a Torres le sale una tarde discreta, en lugar de su impresionante alarde de intensidad, capacidad goleadora y calidad, estoy convencido de que el Hull hubiera tenido muchas opciones de puntuar en Anfield. El problema es que es muy duro estar aguantando con el cuchillo entre los dientes y que coja Torres y te destroce los planes con un Hat-trick. Y más cuando ya habías empatado el gol inicial. El Liverpool necesita un central de garantías ya mismo, según mi opinión, porque “Carra” está evidenciando que los años no pasan en valde y Skrtl no me acaba de gustar. Ya veremos si entra algo de dinerillo árabe, que parece inminente. Quieren comprar entre el 25 y el 50% del club.

Y si Torres hizo tres, Robby Keane metió cuatro golazos contra el Burnley (bueno, uno de penalty). El irlandés demuestra de nuevo, en la que ya fue su casa, que su sequía en el Liverpool sólo fue un tropiezo. Ningún jugador que haga esos goles merece ser infravalorado. Así que me quito el sombrero ante Keane. Además, el Tottenham puede ser un equipo muy a tener en cuenta en la temporada. Los de Rednapp están muy bien trabajados, aunque esto no sea nuevo.

Del City voy a decir que Adebayor debería ser sancionado con toda la liga sin jugar, que Tévez es un jugadorazo como la copa de un pino (marcó dos goles en la victoria contra el West Ham) y que Robinho apunta al clásico jugador brasileño que prometía mucho y cumplió poco. Lo siento, pero los jugadores brasileños, en general, están demasiado atados a su “Felicidad”. Si Robinho, Ronaldinho, etc, etc, etc… salen y dicen que no son “Felices”, ya puedes ir buscando la manera de sacarlos de tu equipo sin que las pérdidas sean demasiado desastrosas. Lo de la “Felicidad” de algunos jugadores brasileños ya lo trataré detenidamente en otra ocasión, porque es un tema jugoso.

Para terminar, en mi próximo artículo, si es posible, incluiré un repaso a otros equipos que me he dejado en el tintero (injustamente, debo decir), como Arsenal, Everton o Aston Villa. Lo siento mucho por el agravio, pero es que me extiendo demasiado y por algún sitio hay que cortar.

2 comentarios:

Julián dijo...

Totalmente de acuerdo en que el Manchester con o sin Ronaldo o Tévez sigue marcando diferencias y vuelve a ser firme candidato. Culpable: el del cartel. Ferguson no se que tiene que pese a su aire viejuno mantiene una estructura que sigue dando resultados. Creo que su secreto radica en la disciplina, y cuando algún jugador no está dispuesto a cumplir se le deja salir del equipo. Pese a la pérdida de Cantona, Becks, Keane, Ronaldo, Van Nistelrooy o Tévez en los últimos años sigue teniendo éxito.

Discutible lo de Robinho. Desde luego que ha tenido sus momentos poco afortunados como cuando quiso salir del Madrid a toda costa, pero aunque poco goleador le considero un buen futbolista. Funciona perfectamente en el ataque del Manchester City abriendo espacios para otros compañeros o aprovechando los que los demás le dejan.
Supongo que le faltará un poco al equipo para conjuntar a tanta nueva figura, pero seguro que acaban entre los 3 primeros puestos. Almenos es mi apuesta ahora mismo; ¡me caen simpáticos!

Julián dijo...

Bueno, me caen simpáticos, pero ésto no deja para que Adebayor merezca una sanción ejemplar por su acción ante el Arsenal..

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails