La gran partida de ajedrez

A los quince minutos nos dimos cuenta que el derby Barcelona-R. Madrid era mas bien una gran partida de ajedrez en la que Guardiola y Pellegrini hacian las veces de Kárpov y Kaspárov. Guardiola y Pellegrini tuvieron que elegir como jugar sus piezas durante el partido (Ibra, Messi, Ronaldo, Benzemá...) ya que algunos venían tocados y la presencia/ausencia de otros condicionaba a los demás. El Real Madrid llegaba al Camp Nou como líder de La Liga pero un punto por debajo en cuanto a juego se refiere. En los banquillos, dos grandes entrenadores que nos obsequiaron con el Clásico más táctico y estratégico que se recuerda.

Primera Parte
Pellegrini salió a ahogar el juego del Barcelona en el centro del campo. La línea defensiva muy adelantada y los centrocampistas reduciendo el espacio a Xavi e Iniesta cuando tenían el balón en tres cuartos de campo. El centro del campo, casi en rombo, lo formaron Alonso, Lass, Marcelo y Kaká. Por su parte Guardiola dió entrada a Messi (que jugó todo el partido) y dejó a Ibrahimovic en el banquillo. Guardiola matuvo su dibujo táctico conocido (4-3-3). Mientras el Barcelona tuvo el balón, empujó a los centrocampistas a una línea de contención por delante de la defensa. Eso supuso que en muy pocos metros se encontraran ocho jugadores del Madrid más los delanteros y medios del Barcelona. Sin espacio, el Barcelona no podía combinar ni en horizontal ni en vertical. El Madrid recuperaba el balón y salía con velocidad a la contra, montada por Pepe, Marcelo o Alonso y ejecutada por Ronaldo y Kaká.

Puyol estuvo excelente al corte

Premier 09/10: Derby en Liverpool


Derby en la ciudad de los Beatles, entre dos equipos en peculiar estado. Por un lado un irregular Liverpool que quiere agarrarse a las opciones que le quedan en la liga con uñas y dientes, tras la eliminación de la Champions. Por otro lado, un Everton que no carbura, que no atraviesa un buen momento, precisamente.

La ausencia de Torres la cubría David N’Gog, mientras que Gerrard al fin volvía al equipo. Benayoun se quedaba esta vez en el banquillo mientras que Benítez apostaba por Kuyt, Fabio Aurelio y la pareja Leiva-Mascherano que poco a poco va asentándose.

Premier 09/10: Así se ganan títulos en la Premier


Los ‘diablos rojos’ continuan con su empeño de no descolgarse de la estela del Chelsea. Así que con esta idea en mente se plantaron en el terreno de juego con un 4-4-2 tradicional, con las bandas para el ecuatoriano Valencia (derecha) y el eterno Giggs (izquierda, obviamente). Decir, antes de nada, que el galés hizo un partido memorable, de esos que provocan admiración hasta de sus detractores. Más cerca de los cuarenta que de los treinta, Giggs hizo una demostración de lo que debe hacer cualquier jugador que juegue en banda, dejando muchas acciones el regusto de esos extremos de antaño, que ahora se van perdiendo poco a poco. Quizá Joaquín, el jugador del Valencia, sea de los pocos extremos puros que quedan en el fútbol moderno, ya que ahora se estila el prototipo de jugador de gran calidad que, a pierna cambiada, entra en diagonal hacia el área la mayoría de las veces.

Como detalle, destacar que la pareja atacante estaba formada por Rooney en punta, con un segundo delantero que Ferguson se sacaba de la manga: Scholes. ¡Larga vida a la vieja guardia!.

En cuanto al Portsmouth de Abram Grant, poco se puede decir, salvo que son un equipo que huele a descenso. Ya no es problema de jugadores, pues tienen ciertos hombres de calidad para jugar en la Premier (además del incombustible Kanu, ya en horas bajas, como no podía ser de otra forma). Lo que quiero decir es que, en la Premier, o ganas ó estás muerto. Esto que es sin duda una obviedad como una casa, tiene su sentido, pues es un campeonato en el que los empates sirven de poco si eres un equipo de parte baja de la tabla. Así que sales a pecho descubierto a pegarte contra el United, el Chelsea o el que pase por tu campo. Y claro, así es imposible. Cuatro goles del United sin despeinarse (dos de penalti, uno de falta directa de Giggs gracias a una barrera muy mal colocada y otro de gran pase con la derecha del galés para Rooney). Punto y final. Y así, un Portsmouth muy blandito que cosecha una nueva derrota, víctima de la esencia de la propia liga en la que juegan. Una liga que no entiende de tácticas y juego cerebral, salvo en el caso de los equipos grandes, porque los pequeños simplemente juegan a sobrevivir.

Quiero ser como Guardiola

Ayer por la tarde tuve la oportunidad de ver por primera vez la película Quiero ser como Beckham (Bend it like Beckham, 2002). No me voy a extender en el argumento de la película, aunque el título me viene de perlas después de ver el Barcelona-Inter de Champions de anoche. Y es que el gran triunfador moral del partido fue Guardiola -y el Barcelona por extensión-.


Guardiola estaba empezando a sentir presión de la buena. No por los medios de comunicación, sino por los resultados. Con problemas en la Champions, los partidos en La Liga se atascaban hasta el punto de -es cierto que solo se trata de una anécdota, pero importa- perder el liderato a manos del Real Madrid justo la semana previa al Clásico.

Además, Pep se encontró sin Ibrahimovic ni Messi en la semana clave (Inter, Real Madrid) para tomar una medida real de lo que es el equipo. El panorama no podía ser más adverso. Pese a todo, mantuvo su filosofía. Yo diría que incluso arriesgó. No alineó a las estrellas tocadas y estoy seguro que pidió a los demás un sobreesfuerzo para sacar el importante partido ante el Inter de Milán adelante. Estoy convencido que sabía lo que se hacía y que de ganar sin sus estrellas mandaba un mensaje a aficionados y jugadores: "nadie es imprescindible".

El duelo de banquillos Guardiola-Mourinho no fue tal. Se podría decir que el Inter no estuvo. El Barcelona se hizo con el balón y jugó de maravilla en la primera parte con combinaciones rápidas y cortas en el centro del campo. Mucho apoyo y desmarque rápido para poder pedir de nuevo el balón y superar la presión interista. En la circulación cabe destacar, a Xavi, Busquets y un inspirado Iniesta, pero hay que hacer una mención especial a Keita.


Keita, ese jugador quizá infravalorado que aporta al centro del campo de Barça un plus en criterio. Si Xavi e Iniesta dotan al equipo de un plus de calidad e inspiración, Keita lo hace de sobriedad. Siempre juega con criterio, siempre busca una solución fácil sin querer ir más allá de sus tareas. Y con ésto no quiero decir que le vea limitado técnicamente, porque no lo está. Es simplemente que su humildad futbolística le deja ser grande sin alardes ni filigranas. El malí es un hombre de equipo que con sus goles (lleva 6 en La Liga) ha mantenido al Barcelona en algunos momentos del arranque de la temporada. Os recomiendo seguir a Keita durante un partido para comprender su valor en el juego.

Volviendo al partido, el Barcelona, que sigue con algunos problemas para hacer gol (máxime sin sus dos delanteros estrella) sólo pudo abrir la lata con una jugada de estrategia -muy Pep- muy bien ejecutada, eso sí. Tras el gol de córner de Piqué llegó el segundo de Pedro, esta vez un gol marca de la casa: combinación rápida y balón al espacio para la llegada de Alves. El segundo tanto permitió un partido más placentero para el Barcelona que no tuvo demasiados problemas para mantener el resultado y el balón.

Jugada maestra de Guardiola que ha asegurado prácticamente el pase del Barcelona a octavos de final de la Champions, ha preservado de posibles lesiones a dos de sus jugadores más importantes y que encara el partido del domingo contra el Real Madrid con mejores sensaciones después de ganar al Inter por 2-0 de las que les dejó el 1-1 contra el Athletic.

Premier 09/10: Un City que no carbura


Ya de entrada diré que esta crónica es complicada de hacer. La peculiar (por no decir extraña) situación que viven ambos equipos hace que no se puedan sacar conclusiones de un partido para otro. El juego de los dos conjuntos, tan irregular y caótico por momentos, no contribuye a hacernos creer que optan a un solo título esta temporada. Por un lado el Liverpool, capaz de ganar al Manchester United y perder contra el Sunderland, y por otro el City, con sus siete empates seguidos (con una plantilla de estrellas hecha de petrodólares). Aunque en el fútbol ya se sabe que no hay imposibles.

Una jornada más, Riera, Torres y Gerrard se perderían el encuentro. Y ya sabemos lo que supone en el Liverpool la ausencia de estos jugadores (sobretodo el capitán y el Niño). Es difícil describir lo que se vería en Anfield hasta la llegada del gol de Skrtel. Mascherano y Lucas Leiva forman una buena pareja de contención, recuperando muchos balones y haciendo un gran despliegue físico en todo momento, pero son incapaces de tomar el mando del partido. En el caso del argentino, el 75% de sus pases son en corto y hacia atrás, es decir, pases seguros, mientras que al menos el brasileño se saca de vez en cuando un pase en vertical. Generalmente, cuando Leiva se lanza a meter pases entre líneas, la bola acaba en poder rival, pero es innegable que Lucas Leiva, por su juventud, por su seriedad, por su generosidad y por la confianza que ha depositado Benítez en él, está llamado a ser un grandísimo y completísimo centrocampista. Muchísimo mejor que Mascherano.

Último billete a Sudáfrica

Anoche se disputaron lo últimos partidos de eliminatorias o de repesca para ir al Mundial de Sudáfrica del año que viene. Algunas selecciones clásicas se jugaban el pase a vida o muerte como suele decirse en estos casos. Vamos a repasar algunas de esas eliminatorias.

Portugal
La selección de Cristiano Ronaldo atrae mucha atención y más si cabe dado que el delantero del Real Madrid no iba a estar presente en los partidos contra Bosnia. Portugal solventó el pase con otra victoria por la mínima (0-1). El equipo portugués no ha desarrollado un buen fútbol tanto en la fase de clasificación como durante la respesca, todo lo contrario que Bosnia que ha mostrado un buen juego durante la clasificación (no hay mas que ver el partido contra España) y la eliminatoria con Portugal (tres postes en el primer partido) a quienes se lo han puesto muy difícil. Los portugueses tienen mucho que mejorar de cara a Sudáfrica si quieren llegar lejos. Destacar las buenas sensaciones que está dejando Deco que ha recuperado un buen nivel en el Chelsea y Bruno Alves del FC Porto (autor del gol en el partido de vuelta).

1/16 Copa del Rey

Noche de contrastes en las casas de los dos grandes de La Liga; esta vez en Copa, Copa del Rey. Esa extraña competición a eliminatorias donde los equipos pequeños elevan el valor de las victorias a la categoría de leyendas y las derrotas de los grandes se califican con demasiada facilidad de fracasos.

El Real Madrid tenía que superar en el Bernabéu el 4-0 de la ida ante el Alcorcón. Dentro de un clima de enrarecimiento propiciado por los medios de comunicación, los cuáles han señalado a Pellegrini como culpable de los males del equipo, los merengues salieron a darlo todo. Tuvieron varias ocasiones claras y sólo pudieron marcar un gol. El Madrid terminó eliminado en la noche de hoy pero ésto no debería afectar a las espectativas de mejora en las que está inmerso el club de Chamartín.

El Valencia en números

Desde principio de temporada no aposté demasiado fuerte por el Valencia cf. Después de 10 jornadas es momento de un análisis de lo que está siendo la temporada para ellos.

El Valencia cf se ha afianzado (tercera semana consecutiva) en el cuarto puesto de La Liga. Después de un inicio de competición titubeante el Valencia comienza a mostrarse más regular y gana los partidos con cierta comodidad. Gran parte de la culpa de ésto la tienen los cuatro fantásticos* del Valencia. Estos son Mata, Silva, Villa y Pablo Hernández.

Una de las mejores delanteras de La Liga.


La ascensión del Milán


El Milán volvió a ganar esta semana y se ha aupado a la tercera posición de la Lega Calcio. Desde la jornada anterior al primer enfrentamiento (en el Bernabéu) contra el Real Madrid en Champions hasta una jornada después de la vuelta en San Siro, el Milán la sumado cuatro victorias en el Calcio (Roma, Chievo, Parma y Lazio) y un empate (Napoli).

Sumado a los partidos con el club merengue el Milán acumula 5 victorias y 2 empates. Es tercero con 22 puntos a 5 del Inter (líder) y líder en su grupo de Champions con 7 puntos empatado con el Madrid.