Eto'o y su injusta penitencia

Si echamos la vista atrás unos cuantos años y nos quedamos en la temporada 2004/05, volveremos a presenciar el fichaje de Samuel Eto'o por el FC Barcelona. Para la historia del fútbol quedará la frase "correr como un negro para vivir como un blanco", fiel reflejo de un futbolista carismático y único. Marcó 29 goles en su primera temporada y, consecutivamente 32, 13 y 18 hasta 2008. La llegada de Guardiola al club supuso el primer golpe que recibiría el camerunés, pues el técnico lo quiso vender. Finalmente, Eto'o se quedó en el equipo para marcar 35 goles en la temporada más gloriosa de cualquier equipo del fútbol moderno.

Eto'o ha marcado goles de oportunidad, de potencia, de garra y de calidad insuperable. Quizá no fuera el más bonito de todos, pero su gol en la final de la Champions contra el Manchester es un resumen analítico de sus condiciones como futbolista: eléctrico, decisivo y letal. Hablamos de un jugador capaz de aparecer cuando verdaderamente se le necesita, que se deja cada gota de sudor en el intento de llevar a su equipo hacia la victoria. Hablamos, en definitiva, de un jugador del que pienso que, interiormente, reclamaba un estatus que nunca le permitieron conseguir.

Y me explico: Eto'o ha acabado por ser una leyenda del Barcelona, pero no historia viva del club. Si en algún momento pensó que Guardiola cambiaría de idea o agradecería su compromiso y rendimiento quitándole el cartel de transferible, pronto se daría cuenta de la cruda realidad. Y lo que es más, ninguno de sus compañeros salió a los medios para tratar de impedir su marcha, en lo que supuso la segunda y, probablemente más dolorosa, traición. Así pues, Milán iba a ser su destino, y sus nuevos colores el azul y el negro.



Hasta el momento, unas veces como pareja de Milito y otras como recambio, ha marcado 14 goles este año (cifra nada despreciable), 8 en liga y 6 en competiciones europeas. Pero el destino le dio una nueva bofetada cuando tuvo que volver a Barcelona, y dejó una imagen impropia de su calidad en ambos partidos de la fase de grupos. Quizá, aquellos que critican con dureza su rendimiento actual, no se han parado a pensar en la diferencia que supone que te de el pase un Xavi, Messi o Iniesta, o bien un Cambiasso, Stankovic o Muntari. En cualquier caso, con casi 29 años, Eto'o está pasando por una penitencia injusta en lo futbolístico, pues, a mi juicio, hubiera merecido seguir viviendo la época dorada del club con el que lo ganó todo, y por el que él lo dio todo.

4 comentarios:

Jose Carlos dijo...

Estoy de acuerdo en que por su trayectoria se merecía un final de carrera más dulce. Pero si Guardiola no lo quería en el vestuario tendría sus razones, que pueden ser más o menos fáciles de suponer. Por otro lado, al final de temporada empecé a tener la sensación de que Eto'o necesitaba tirar 10 veces a puerta para marcar un gol.

Otro factor importante, desde mi punto de vista, es la pobre gestión de fichajes del Barcelona este verano, ya sea por razones económicas o políticas. Aunque se pudiera pensar que un equipo perfecto no necesita renovarse, es inevitable hacer cambios para añadir frescura en la plantilla y al mismo tiempo dar algo de comer a la afición sedienta de novedades.

Yo creo que una vez agotados los intentos por fichar a Villa, hicieron un acto desesperado por traer a una referencia del fútbol mundial. Todo esto, unido a las "ganas" de Guardiola de deshacerse de Eto'o, tuvo la inevitable consecuencia de cerrar un acuerdo con prisas, traer a Ibrahimovic y "salvar" en el ultimo momento una penosa gestión de fichajes.

Lo único que queda es darle las gracias a Eto'o por todo lo que ha dado al Barça, y al fútbol.

Guillermo dijo...

Es cierto que Guardiola siempre da la sensación de ser una persona que medita mucho las decisiones que toma. Y el hecho de que ningún compañero saliera a defender a Eto'o cuando se hablaba de traspaso, dice mucho de los posibles motivos que había para su marcha. Sin embargo, con el artículo pretendo ponerme en el lado del "acusado", por así decirlo, del jugador que se vacía y lo da todo por su club en una temporada perfecta, y la frialdad con la que es traspasado.

Y sí, estoy de acuerdo contigo en que la gestión de los fichajes fue muy rara (por no decir mala) y finalmente se consiguió un trueque más que aceptable. No sé hasta qué punto el Barcelona se ha resentido de la baja de Eto'o, porque el rendimiento de Ibra en cierto modo da la razón a Guardiola... aunque puede que con él a éstas alturas hubieran demostrado mayor solidez en sus partidos, por cómo se ofrecía y peleaba (más que el sueco). Pero esto nunca se sabrá.

Ya le pasó a otros, desde luego (como Rivaldo), pero aún así creo que Eto'o tiene motivos para estar decepcionado con el club, el entrenador y sus compañeros.

En cualquier caso, muy buen comentario José Carlos.

Matías Rodríguez dijo...

el barcelona en estos ultimos años siempre ha realizado estas cosas, uno nunca sabe pero los jugadores se van del club en un momento que nadie entiende porque pero que luego termina por darles la razon, no se acuerdan cuando compraron a riquelme para dar salida a rivaldo, compraron a ronaldinho para dar salida a riquelme, luego ronaldinho comenzo su decadencia y se fue por monedas al milan y dieron salida a eto'o y trajeron a ibrahimovic en una meganegociacion, no es nada nuevo, sin embargo les ha resultado a lo largo del tiempo ya que han sabido exprimir muy bien a sus jugadores y lo de eto'o es un caso que da muestra de ello sin embargo considero que pagaron una suma muy importante por ibrahimovic teniendoen cuenta que daban tambien al camerunes que a mi entender es mejor que el sueco, tienes un blog excelente, un saludo

Julián Martínez dijo...

Totalmente de acuerdo con Jose Carlos. El gran error del Barcelona fue de gestión de fichajes durante la pretemporada planificando mal y tarde las incorporaciones.

Sobre el debate "Ibra o Eto'o": está claro que no fue por cuestiones deportivas. Ambos son unos delanteros supergoleadores, eso está fuera de toda duda. Razones metafutbolisticas: lo que te puede aportar cambiar a un jugador por otro que tenga más hambre de títulos y que contagie a los que ya lo han ganado todo.

De cualquier manera, personalmente, no creo que Eto'o ya no tuviera ganas de ganar; todo lo contrario. Si la gestión de fichajes del FCB dependiera de mí (afortunadamente no es así) yo habría fichado a Ibrahimovic, pero Eto'o habría sido el suplente de lujo. Lamento como salió del club, fue bastante triste. Le deseo lo mejor al león indomable.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails