La libreta de Mourinho

Di Maria
Foto: uefa.com

Hace aproximadamente un año hablábamos de un Real Madrid en construcción. Después de la marcha de Pellegrini y la llegada de Mourinho da la sensación que hay mucho trabajo por hacer dado el cambio entre dos  entrenadores con filosofías futbolísticas diferentes. A mi entender esta es la principal razón por la que el Madrid no está carburando todavía como se podría esperar. He querido centrarme en lo que me está pareciendo la libreta de Mourinho en sus primeros meses como entrenador blanco. Curiosamente hoy contra el Auxerre el entrenador portugués ha cambiado el esquema del equipo.

Futbolistas Clásicos: Peter Schmeichel

Peter Schmeichel

Una vez un entrenador, mirándome a los ojos y con el gesto torcido me preguntó que de qué jugaba. Yo le dije que de portero y acto seguido y con la sonrisa mas falsa que he podido presenciar en toda mi vida espetó:
- Dicen que para jugar de portero has de estar un poco loco.

Un 6 de Agosto de 1991 aterrizó en las islas británicas un gigante danés de casi dos metros llamado Peter Bolesław Schmeichel. Llegó de la mano de Sir Alex Ferguson que apostó muy fuerte por un chaval sin experiencia en equipos de alto nivel y que además ocuparía un puesto de extranjero de un cupo máximo de tres. Al menos llegó "barato". Unas 550.000 libras esterlinas.

Buscando acomodo en Barcelona

Foto: uefa.com

Aristides Millol sin número. Dirección del Camp Nou en Barcelona. Lo que se va a poder ver en esa dirección durante la temporada que arranca será muy diferente a lo que se ha venido viendo en temporadas anteriores. El Barcelona va a pasar por problemas nuevos ya que los equipos que se enfrentan a ellos han aprendido la manera de contrarrestar el ciclón azulgrana de las últimas dos temporadas. Lo vimos el día del Hércules y también ayer con el Sporting. Es de esperar que otros equipos sigan la misma senda.

"Pisarlo, pisarlo, al enemigo ni agua"

Foto: Primiciadeportiva.com

"Pisarlo, pisarlo... al enemigo ni agua. Domingo los de colorado son los nuestros, a ese pisarlo, pisarlo". Ustedes recordarán este famoso episodio (año 1993), en el que Maradona golpea fortuitamente a en la cara y le parte el tabique nasal a Albistegui. Ante lo aparatoso de la acción y lo llamativo de la sangre corriendo por la cara de Albistegui, Domingo, médico del equipo rival decide echar una mano y ayudar a atender al jugador. En ese momento Bilardo estalla de indignación ante ese gesto de deportividad, palabra que no consta en su diccionario y pronuncia las ya míticas palabras.

El domingo Ujfalusi, en una acción llena de impotencia y de rabia, hace una entrada sin sentido a Messi en el minuto 92 en pleno centro del campo y nos deja sin espectáculo de tres a cuatro semanas (y gracias). Tres semanas en las que no podremos ver al mejor jugador del mundo pero a cambio podremos seguir disfrutando de Ujfalusi, que es como ver a un búfalo corriendo en estampida a ninguna parte. La acción alcanza mayor repercusión por ser Messi la víctima, pero son tantos los episodios similares a este en la historia de este deporte, es tanta la violencia gratuita permitida, perdonada y en ocasiones hasta aplaudida que lleno de indignación sólo puedo decir una cosa: "Márchense y dejen de ensuciar nuestro deporte".

Valencia y Argentina reviven el romance

Foto: Uefa.com

Primer partido de Champions tras dos años en el pozo de la Europa League y el Valencia vuelve por la puerta grande. Gran partido de los de Emery que barrieron totalmente a los turcos en su debut en Champions y se ponen líderes de grupo tras el empate (no tan inesperado) del Manchester. Noche de reencuentros ayer en Turquía para el Valencia: reencuentro con la Champions, con las grandes victorias en Europa y sobre todo reencuentro con su idilio con Argentina.

Gerrard y Torres: solos ante el peligro

Foto: fifa.com

El Liverpool FC se ganó un hueco en nuestros corazones tras la consecución de la Liga de Campeones de 2005. El hecho de que jugadores españoles, como Luis García, Xabi Alonso o Morientes estuvieran vistiendo la elástica 'Red' y que, además, su entrenador fuera también español, actuó como disparador de noticias en España relacionadas con el club. Y así, viendo ondear banderas españolas en las míticas gradas de Anfield, se forjó un interés y una simpatía por el laureadísimo club inglés que excedía con creces a cualquier otra.

Seamos francos, los éxitos de nuestros jugadores (y deportistas en general) en el extranjero suelen dar un placer especial, como si de embajadores de nuestro país estuviéramos hablando, generando un flujo de simpatías de ida y vuelta en el país de origen y en el país que los acoge. La llegada de Pepe Reina y Fernando Torres al club de Anfield no hizo sino acrecentar los sentimientos de los que hablo. No obstante, a menudo ocurre que perduran mientras nuestros jugadores se mantienen en el club... por tanto ¿seguiremos hablando del Liverpool en 2012?

Argentina y España cambian papeles

Foto: Marca.com

La Selección Española actual campeona del Mundo ha tenido que lidiar en tiempos de pretemporada y con la mayoría de sus jugadores faltos de entrenamientos con exóticos amistosos en México y Argentina en menos de un mes. Uno no sabe si ese hecho es la causa de haber visto a una España tan diferente contra México (1-1) y Argentina (4-1) que contra Liechtenstein (0-4) o la excusa a aplicar después de tan sonrojante derrota. Los rivales y los choques no eran de igual envergadura pero lo que es obvio es que España como campeona del Mundo debe cuidar su status.

Una cosa es dosificar esfuerzos y otra distinta es dejarse llevar. La autoridad de haber levantado los títulos mas importantes y el peso de esa famosa estrella en el pecho llevan implícita la máxima exigencia en cada partido. No hay amistosos, no hay torneos menores. En Brasil, pentacampeones, lo saben bien y para afición y jugadores un segundo puesto es casi una humillación. No debería sorprender una ola de críticas tras un amistoso perdido ya que a España, como selección grande, esa exigencia le acompañará para siempre.

Hay que crear un estilo


Se han marchado jugadores muy importantes para este equipo, pero el Valencia debe asomarse al balcón de su memoria y darse cuenta que otros jugadores de igual o más calidad se marcharon en el pasado y el Valencia ha conseguido grandes cosas sin ellos como las finales de Champions después de Mijatovic y las dos ligas tras Claudio López, Mendieta, Gerard, Farinós...

El Valencia tiene la necesidad o por qué no decirlo, la oportunidad de aprovechar este difícil periodo para reinventarse así mismo y consolidar de una vez por todas un estilo de juego e incluso un estilo de club. Recordemos que los mayores éxitos de la historia del Valencia se consiguieron con entrenadores dominadores de formas de juego basadas en la presión y en la fortaleza defensiva (Cúper, Benítez, Ranieri...) y que todos ellos fueron silbados por su juego e incluso forzados a marcharse como en el caso de Héctor Cúper o de Quique Flores...