Lothar Matthäus: El Gran General

Lothar Matthaus
Déjenme que comience con un chiste malo:

Un entrenador llama a su presidente y le dice: "necesito un fichaje".
P: ¿Qué clase de jugador necesitas?
E: Necesito un jugador que tenga llegada y gol, pero que a la vez sea buen defensor, que sea fuerte físicamente pero que tenga talento, que tire bien con las dos piernas, que tenga pase en largo y en corto, que tire las faltas y los corners, que sea disciplinado, que no salga por las noches...
P: ¿Usted qué quiere, un jugador de fútbol o un novio para su hija?

Ese entrenador no pedía poco, pedía a Lothar Matthäus.

Empate a sensaciones

Iniesta
foto: uefa.com
El Barcelona se llevó el pasado sábado un partido en el Camp Nou mucho más que complicado frente al que era líder de la clasificación hasta la fecha. Un partido de Liga por la lucha por los puestos de honor de los que ya pocos se ven. El Valencia sin complejos mostró la firmeza en el arranque del partido de un equipo que luce como serio y trabajado. Es mucha fachada para un grupo que, pese a mantener a muchos jugadores y al entrenador, debe asimilar conceptos. Ni siquiera el Madrid de Mourinho asimila tan deprisa. Aun así, no se le puede quitar mérito al planteamiento de Emery en el Camp Nou.

Cristiano, un galáctico sin estrella

Cristiano Ronaldo

La era de los "galácticos" comenzó, hace algunos años, con la llegada masiva de grandes figuras mundiales a las filas del Real Madrid. Florentino Pérez, un exitoso empresario curtido en mil batallas dentro de su ámbito profesional, trasladó todo su conocimiento al mundo del fútbol. Así, pudo hacerse con numerosos productos de primer orden, como Figo, Zidane, Beckham o Ronaldo, entre otros. ¿Por qué digo "productos"?... pues porque desde aquél momento, algo cambió en el fútbol mundial, y lo hizo para siempre.