Fabio Capello y el Asno de Buridán



El asno de Buridán, que encontrándose entre dos sacos de heno de igual aspecto y calidad, se vio condenado a morir de hambre al no ser capaz de decidirse por uno de ellos... En el planeta fútbol, esta indecisión no llega a ser tan mortal, pero si lo suficiente importante como para que una selección se marche a casa antes de hora.

La mayoría de las selecciones del mundo y de cualquier club, matarían por poder tener en el mismo equipo a Gerrard y Lampard, pero... Lampar y Gerrard son dos jugadores tremendamente parecidos, que ocupan la misma posición y que poseen cualidades casi idénticas. Capello no sabe donde ubicarlos dentro de su estricto 4-4-2, y parece evidente que si continua empeñado en colocarlos como medios-centro, Inglaterra se marchará a casa contra todo pronóstico.


Como es impensable que Capello renuncie a su sistema, la única solución posible será sacar de equipo o cambiar de ubicación a uno de los dos... con el problema que va a suponer tener a una de sus estrellas a disgusto en el campo... o muy a disgusto en el banquillo.

"Siempre llueve cuando no hay escuela"

Conocí una vez a un hombre que soñaba con tener un hijo al que quería llamar "Diego" (por Maradona). Cuando su mujer quedó embarazada por primera vez, compró todo lo existente de la selección argentina y de Maradona en ropa de bebé. Su primera hija se llamó Clara. Una año después, cuando su mujer le anunció el segundo embarazo, pensó que esta vez sí sería niño y acudió de nuevo a la tienda a buscar las novedades en los complementos maradonianos para el bebé. Su segunda hija se llamó Eva.

El hombre recurrió a todo tipo de formulas: nuevas posturas en el coito, días de luna nueva, la alineación de los planetas y hasta los hechizos de un Chamán. Su mujer quedó embarazada por tercera vez y se repitió el ritual: la ropa, etc. Su tercera hija se llamó Consuelo.

Cada país posee en lineas generales una filosofía propia de entender el fútbol, que en ocasiones tiene que ver con su manera de entender la vida y su cantera suele trabajarse (o debería) en base a esa filosofía, pero en ocasiones la naturaleza se excede y produce una multitud de jugadores extraordinarios que ocupan la misma demarcación, lo que provoca que el seleccionador de turno empiece a tener sudores fríos cuando se acerca el momento de hacer el equipo con el inevitable debate nacional.

Sin ir mas lejos, Portugal lleva los últimos 14 años en busca de un delantero centro sin éxito, y sin embargo es una fábrica inagotable de grandes extremos (todos diestros): Figo, Cristiano Ronaldo, Simão, Quaresma... Argentina entra en conflicto cada cuatro años debido a su increíble facilidad para producir medias-puntas: Riquelme, Aimar, Verón, Gallardo, OrtegaTévez... Brasil llega a este mundial con los dos mejores laterales derecho del mundo, Maicon y Alves, pero con carencias en la banda izquierda.

Pero lo de Lampard y Gerrard es el colmo. Inglaterra con históricos problemas para encontrar buenos jugadores de medio campo, que ha sobrevivido durante años encomendándose a los momentos de lucidez del conflictivo Paul Gascoigne, se encuentra de pronto con no saber qué hacer con dos de los mejores centrocampistas del mundo.


Ante los casos de overbooking de nombres en determinados puestos, un entrenador sólo tiene dos soluciones válidas: o es valiente y deja en casa a gente importante, o es valiente y cambia de sistema para que todos ellos sean útiles, dejando de ser un problema para pasar a ser la solución. Pensemos en la selección española: España tiene 5 o 6 mediocampistas de nivel mundial: Xavi, FábregasIniesta, Xabi Alonso, Silva... Imposible de adaptarlos en un dibujo clásico y encorsetado como el de Capello. Adapta su estilo a los jugadores y al juego que quiere hacer.

Alemania es otra selección que cambia y evoluciona para seguir siendo competitiva, dejando atrás la rigidez y la fuerza germana para dar paso a jugadores imaginativos y jóvenes como Özil, Podolski, ller... ¿es demasiado atrevido pensar en una selección inglesa con un 4-3-3, con Gerrard y Lampard como interiores, con Carrick como pivote, Rooney como delantero centro sin el lastre que supone jugar detrás de Heskey y con los extremos rápidos que tiene Inglaterra...

Fabio, usted es un ganador nato, uno de los mejores entrenadores del mundo. Usted hace que esta selección Inglesa pase de ser una buena selección a ser una clara favorita al título, pero esta vez usted tiene que cambiar si quiere sacar el máximo partido de los jugadores que tiene...y ese va a ser el mayor reto de toda su carrera.

3 comentarios:

Julián Martínez dijo...

Creo que Lampard y Gerrard pueden jugar juntos y creo que deberían hacerlo. Lo que está claro es que no pueden seguir jugando como lo hicieron en el primer partido contra EEUU, los dos de mediocentros.

Tal vez con Gerrard por la izquierda y Lampard en el mediocentro junto con otro jugador podría funcionar. Es lo que creo que va a hacer Capello en el próximo partido con la pareja Lampard-Barry ya que parece que Carrick no está en su mejor momento.

Es cierto que hay una tendencia en varios paises a generar muchos jugadores en la misma demarcación. Creo que ha pasado históricamente con el FC Barcelona también que no han parado de sacar medioscentros de calidad. La clave es tener canteras que te permitan generar todo tipo de jugadores... Ahí está lo dificil, supongo.

Saludos

Guillermo dijo...

Cuando en el artículo que escribí sobre inglaterra comenté que tienen un centro del campo con llegada y contundencia, lo hice pensando en Gerrar y Lampard jugando juntos.......... pero desde luego no colocados de esa forma. Son el mismo jugador con diferentes nombres y sutiles diferencias, pero por encima de todo, juegan a lo mismo. Así que, o bien los recoloca Capello para que se compenetren o hacen lo que dice Epi, que es que uno se va al banquillo.

Los dos jugando de medios centros provocan el efecto "agujero negro" de Mascherano y Leiva en el antiguo Liverpool de Benítez. Desde luego, lo que está claro es que si Capello no cambia algo, Inglaterra lo va a pasar fatal en esta fase de grupos.

Por cierto, quiero comentar que me está pareciendo el mundial más penoso, aburrido e insufrible de cuantos he visto. No he sido capaz de mantener la atención en un partido más de diez minutos seguidos. Paupérrimo en cuanto a juego, soporífero hasta decir basta......... buf! esperemos que conforme avancen eliminatorias la cosa mejore.

Matías Rodríguez dijo...

son dos grandes jugadores y como excelentes que son creo que saben adaptarse a hacer el mismo trabajo a pesar de ser tan similares, pueden hacerlo juntos sin duda alguna, en argentina hace unos años nos sucedio algo similar con crespo y batistuta y bielsa jamas los puso juntos por considerar que eran incompatibles y de lo que nos perdimos, espero que capello se de cuenta del potencial que tienen y no cometa el mismo error, un saludo

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails