La gran partida de ajedrez

A los quince minutos nos dimos cuenta que el derby Barcelona-R. Madrid era mas bien una gran partida de ajedrez en la que Guardiola y Pellegrini hacian las veces de Kárpov y Kaspárov. Guardiola y Pellegrini tuvieron que elegir como jugar sus piezas durante el partido (Ibra, Messi, Ronaldo, Benzemá...) ya que algunos venían tocados y la presencia/ausencia de otros condicionaba a los demás. El Real Madrid llegaba al Camp Nou como líder de La Liga pero un punto por debajo en cuanto a juego se refiere. En los banquillos, dos grandes entrenadores que nos obsequiaron con el Clásico más táctico y estratégico que se recuerda.

Primera Parte
Pellegrini salió a ahogar el juego del Barcelona en el centro del campo. La línea defensiva muy adelantada y los centrocampistas reduciendo el espacio a Xavi e Iniesta cuando tenían el balón en tres cuartos de campo. El centro del campo, casi en rombo, lo formaron Alonso, Lass, Marcelo y Kaká. Por su parte Guardiola dió entrada a Messi (que jugó todo el partido) y dejó a Ibrahimovic en el banquillo. Guardiola matuvo su dibujo táctico conocido (4-3-3). Mientras el Barcelona tuvo el balón, empujó a los centrocampistas a una línea de contención por delante de la defensa. Eso supuso que en muy pocos metros se encontraran ocho jugadores del Madrid más los delanteros y medios del Barcelona. Sin espacio, el Barcelona no podía combinar ni en horizontal ni en vertical. El Madrid recuperaba el balón y salía con velocidad a la contra, montada por Pepe, Marcelo o Alonso y ejecutada por Ronaldo y Kaká.

Puyol estuvo excelente al corte

El Barcelona es un equipo que vive mucho de la precisión. Precisión posicional, en los pases, en la circulación y en el remate. Es uno de sus signos de identidad. Sin espacios el equipo era mas impreciso y llegaba menos a portería. Perdía el balón en la zona de centrocampistas lo que suponía rápidas contras de los blancos. El Madrid por su parte es un equipo que vive de la pegada. Pellegrini plantea los partidos en función de las circunstancias y del rival. Eso supone que el equipo no haya jugado siempre igual durante los meses que llevamos de competición. Al Madrid le falló esa pegada y, pese a la mejoría en el juego, perdió el partido por ello.

Segunda Parte
La segunda parte comenzó de igual manera. El Barcelona tratando de mantener el partido en el campo del Real Madrid y los blancos tratando de robar rápido para salir a la contra. Pero todo lo cambió Zlatan. Si en la primera parte se pudieron ver muchas acciones del Barcelona sin rematador (ésto es debido a que la delantera azulgrana estaba demasiado lejos del área y tenía que recorrer muchos metros para seguir una jugada por banda, generalmente de Henry), la segunda parte Guardiola dió pronta entrada a Ibrahimovic.

Zlatan celebra el único gol del partido

El Barcelona tuvo por momentos mucha más posesión de pelota con acciones mas seguidas gracias al sueco. Éste, siempre frenó el juego permitiendo al centro del campo del Barça mantener un ataque constante. Pero además de posesión de espaldas Ibra aportó gol. La gran diferencia. Jaque mate. El Real trató de reacerse, pero resultó un golpe duro. El medio campo blanco se desordenó en parte y el Barcelona, pese a la expulsión de Busquets, mantuvo el margen de posesión necesaria para minimizar las amenazas blancas. Incluso pudo aumentar la diferencia. Podría decirse que ni los cambios aportaron al Real lo necesario para superar a un enemigo en inferioridad.

Conclusiones
Destacar el trabajo de las defensas de ambos equipos que estuvieron a gran altura. Tanto Piqué y Puyol por el Barcelona como Pepe y Sergio Ramos por el Madrid. Delante tenían a las mejores delanteras del mundo y con duro trabajo las secaron. Destacar también el rendimiento de Messi y Cristiano Ronaldo. Ambos salían de una lesión más o menos importante, pero estuvieron en el partido rindiendo y justificando el porqué se les considera los dos mejores jugadores del mundo. Cristiano fue el hombre más activo y peligroso de los blancos (y el mas acertado pese a no anotar) y Messi siempre supo como desatascar el juego del Barcelona necesitado de soluciones diferentes. Lo mejor de este Barcelona es que tiene muchos recursos. El día que más complicada estaba la circulación un centro del Alves y un rematador nato como Ibrahimovic le dieron la victoria. Cuando el rival está a la altura los azulgrana resuelven por pequeñas diferencias. Justo las que no tuvieron de cara los blancos.

El Madrid puede irse con la cabeza alta. Yo discuto que jugara bien. Alabo el hecho de haber sabido llevar a cabo la idea de Pellegrini de como jugarle al Barcelona y la ejecución de la misma. El trabajo defensivo, la labor del centro del campo y la simplificación del ataque directo. Falló mayormente el aporte individual (Marcelo, Higuain) y se echó de menos a otros (más Benzemá, Granero). Pero está claro que éste partido es el que mayor incremento de experiencia deja en el colectivo. Saben que pueden ganar al Barcelona, y eso es mucho decir. Los de Guardiola, por su parte, salen también reforzados. Se enfrentaron al equipo que más cara les ha plantado en año y medio y le ganaron. El aspecto heroico de jugar con diez y la moral de recuperar a Messi e Ibra será clave para próximos compromisos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que al ver el resumen del partido aluciné con un detalle que para muchos pudo pasar inadvertido, y el detalle es la importancia de Piqué en el gol de Ibrahimovic al incorporarse al ataque como si de un delantero centro se tratara. La defensa del Madrid, muy atenta a lo largo de todo el partido quedó destrozada por un pequeño detalle llamado Piqué...

Anónimo dijo...

Soy Dani que no lo he puesto ;) saludos

Julián dijo...

Dani, totalmente de acuerdo. Piqué roba un balón en su área y se incorpora al ataque permitiendo que Ibrahimovic pueda disfrutar de más espacio. Ahí llega el gol.

El valor de este defensa central es incalculable.

Guillermo dijo...

Estoy muy de acuerdo con el análisis de Julián. Tan solo recalcar la figura de Albiol, que me pareció uno de los jugadores destacados, y más teniendo en cuenta que fue amonestado relativamente pronto, mientras que las alabanzas parece llevárselas siempre Pepe. Muy bien Xabi Alonso, que cada vez parece más asentado y muy bien Pellegrini, con las únicas manchas en su actuación de haber movido el banquillo demasiado tarde para mi gusto y no haber contado con Granero.

Higuaín demostró que estos partidos le vienen grande, pues es un jugador de talla media con la suerte de marcar algún gol importante de vez en cuando. Pero en absoluto es garantía de gol. Y Marcelo debería ser colocado de lateral y potenciar su aptitud defensiva, porque de interior tampoco dio la talla en el Camp Nou.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails