El gen de España


El artículo de esta noche no puede ser demasiado racional ni demasiado analítico. La prensa desgranará la final del Mundial de Sudáfrica 2010. El partido en que la Selección Española se proclamó por primera vez campeona del mundo de fútbol. O tal vez no se detengan en un análisis profundo porque, al fin y al cabo, como decía Luis Aragonés: "las finales no se juegan, se ganan".

De cualquier modo, faltaríamos a la verdad si no dijéramos que sí hubo batalla táctica -además de la física que plantearon los orange- en el terreno de juego. Si no dijéramos que España anuló casi por completo la principal arma ofensiva holandesa con incansables ayudas de Sergio Busquets (vaya mundial el suyo) para evitar la manida diagonal hacia adentro de Robben. Si no habláramos de la presión a Piqué y al centro del campo español que ejerció Holanda para evitar la salida fluida del balón. Si no habláramos de un Casillas de leyenda. No ha sido un gran mundial el suyo pero en los momentos clave ha aparecido ese consabido santo. Si no dijéramos nada de la prórroga de Iniesta. No ya sólo por el gol, sino por su lectura del juego entre líneas en momentos Copa del Mundo en el que los grandes aparecen (Maradona, Zidane, etc.).


El de Fuentealbilla, el jugador, es el culmen de una idea futbolística que casualmente nace en Holanda. Tomo prestadas las palabras de Daniel Epifanio para apoyar la tesis. El fútbol de la actual Selección Española tal vez nace en las ideas de Johan Cruyff. De ese maestro del fútbol que instaura en los 90 una filosofía de fútbol de toque y posesión en el Barcelona que tiene como consecuencia la aparición de Milla, Guardiola, Xavi, Cesc, Arteta, el propio Iniesta y otros que vendrán. Porque España actualmente, y sigo robándole las palabras a Dani, es al mediocentro lo que Argentina a la mediapunta o Brasil al delantero centro.

En lo que sigue, e invito a todos en el blog a abrir un debate sobre ello, analizaremos si hubo cambio de estilo con respecto a la Eurocopa (lo que es obvio es que la brillantez no fue la misma), si Del Bosque compensó finalmente aciertos con errores iniciales y si en el futuro este estilo es imitable o no. Lo que ya nadie nos podrá quitar nunca es la verdad de que con el fútbol que ha ofrecido España, el mundo entero ha disfrutado y muchos no adeptos se han enganchado a esta maravilla llamada fútbol que detiene conflictos, paraliza a naciones, aúna rivales y reduce distancias.

La España futbolística es la poesía. La prosa, el verso, la épica y la lírica. El deseo, la pasión, el amor y la ambición. Es el infinito hecho grupo humano. Porque España, sus jugadores, tiene el gen. Ese algo adquirido con la victoria en Austria-Suiza en 2008 -que le faltó a España en anteriores campeonatos- y que caracterizó a los ganadores en su día. Esta generación es capaz de conseguir todo lo que se proponga. Por eso, cuando más duro fue Holanda, cuando más lejos parecía la victoria, ellos nos hicieron volver a creer, nos emocionaron, nos elevaron y nos brindaron el triunfo de la más bella de las maneras: amando el juego.

5 comentarios:

Daniel Epifanio dijo...

DEJAREMOS DE LADO EL ANÁLISIS OBJETIVO, EL ANÁLISIS TÁCTICO...TU ARTICULO ME HA EMOCIONADO. ¡VIVA EL FUTBOL!

Guillermo dijo...

Son tantas las cosas que me gustaría escribir comentando lo que he vidido en este mundial, que creo que lo dejaré para un artículo completo. Julián ya ha dicho muchísimo y coincido plenamente en cada palabra que ha escrito, pero me voy a reservar el placer (personal) de escribir más cosas sobre la etapa futbolística que nos ha tocado en suerte vivir.

Vaya por delante mi vergüenza más absoluta por la LAMENTABLE (nunca pensé que diría algo así de una selección como Holanda) actuación de sus futbolistas en la final del mundial. Un país como Holanda no merece ser representado por esa panda (más bien parecía una banda callejera) de impresentables leñeros, con algunas excepciones.

También vaya por delante mi admiración a la selección española en conjunto, y en especial, además de los típicos jugadores que siempre sobresalen, voy a quitarme el sombrero ante Capdevila y Busquets.

Y viva el fútbol, joder, porque lo que ha hecho España este año ante siete rivales que (salvo Chile que aún quiso atacar) salieron a pegar patadas, cerrarse atrás, romper juego y esperar errores. En cualquier otro mundial, España hubiera estado fuera a las primeras de cambio, pero los rivales no contaban con el gen del que habla Julián: el gen del campeón.

Saludos

Anónimo dijo...

Como dijo Villa: que viva, y que vuelva a vivir el fútbol!!!!!!!!!!!!!!!!

Irak Mata dijo...

A mi parecer no hubo un cambio de estilo en la selección, aunque así me pareciese en los primeros compases del campeonato.
Más allá del doble pivote defensivo para mí innecesario, lo que realmente ha habido es un cambio en la manera de jugarle los rivales a España.
Incluso Holanda, precursora durante décadas de ese fútbol total que maravillaba al mundo, intentó cargarse el partido y toda fluidez de juego al enfrentarse a la selección española.
Ya no estaba ese factor sorpresa que sufrieron las selecciones que se enfrentaron a España en la Euro 2008. Sabían la manera de frenar ese estilo de juego, a la manera del Inter de Mourinho en el Camp Nou.
Pero como el Inter en el Camp Nou han acabado derrotados por la mínima y ahogados en su triste fútbol ramplón. De Suiza me lo esperaba pero no de selecciones como Portugal u Holanda.
La única que intentó jugarle de tú a tú a España, la selección alemana se llevó un bañito de fútbol.
Es más, considero prácticamente imposible que nadie le pueda hacer frente a España jugándole de tú a tú. No es soberbia, es que tiene los mejores jugadores que pueden practicar ese tipo de fútbol. Y además son la élite mundial.

Guillermo dijo...

Coincido con el análisis de Irak, pero me gustaría puntualizar una cosa: el primero que consiguió frenar a España fue el norteamericano Bradley en la confederaciones. Él ya avisó de que tenía la receta contra España y finalmente se llevó el partido, eso sí, con dos goles de risa, al igual que los dos de rebote que se ha llevado España en el mundial.

Lo que ha hecho nuestra selección en este mundial es de un mérito tremendo, pues creo sinceramente que ninguna selección del mundo hubiera sido capaz de soportar siete partidos al cerrojazo. Por cierto, Alemania salió a esperar en defensa y salir al contragolpe, como ya hicieron muy bien contra Argentina. Así que no estoy de acuerdo en que los alemanes le jugaron de tú a tú a España. Lo que sí hicieron fue una demostración de nobleza y fair play que debería ser analizada. No como Holanda, que además de salir a defender, dio la imagen más lamentable, vergonzosa y penosa de cuantos partidos mundialistas recuerdo.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails