Antes sacrilegio, ahora recurso




Estilo
1. Carácter propio que da a sus obras el artista.
2. Modo o forma característica de actuar o de ser.
3. Uso, moda, costumbre.
4. Elegancia, clase, personalidad.

Sorpresa. Sorpresa es la palabra con la que debemos etiquetar este artículo relacionado con el España-Portugal de los octavos de final. Sorpresa por ver a la España desnaturalizada de este mundial por la pérdida de identidad que la llevó a ser campeona de la Eurocopa hace dos años. El centro del campo, absolutamente modificado en comparación con la selección de 2008 con la inclusión de Busquets y Xabi Alonso en el pivote sumado a una pobre transición defensiva nos lleva a afirmar que tras cuatro partidos de campeonato España ha alterado su estilo. La que era considerada mejor selección del mundo ha perdido el carácter propio de sus obras (sus partidos), su forma característica de actuar (el juego de toque) y su elegancia y personalidad. Lo que se convirtió en costumbre tiene vises de desaparecer, más pronto de lo que esperaba, aún no sabemos en pos de que nuevo estilo de juego.

Más o menos han quedado demostrados los problemas de convivencia de Alonso y Busquets en el medio centro. Las estadísticas FIFA dicen que Alonso se desenvuelve mejor en el pase medio-largo que en el corto (Short Passes: 76, Medium Passes: 189, Long passes: 62 a fecha de hoy). Y basta con verlos juntos durante 15 minutos para darse cuenta que para este mundial no son el uno para el otro. A ese pase largo de Alonso se van sumando poco a poco jugadores que desnaturalizan el que a priori era el juego de la selección. Navas, hombre de banda -hombre Del Bosque- fue el primero, Torres debería haberse beneficiado pero su estado de forma no le da para balones corridos. Fernando Llorente, ¡bendito Llorente! es el último en beneficiarse del juego directo. Y España en beneficiarse del delantero pamplonica.

Portugal es un equipo para jugar en función del rival, con más capacidad para ser dominada que para dominar. Un equipo aguerrido, duro, casi violento (sólo hay que ver el estilo de fútbol de la Superliga portuguesa) y capaz de jugar con velocidad con espacios con jugadores como Cristiano Ronaldo o Simão por los costados. En el primer tiempo el contexto era favorable a Portugal: España muy abierta dejando espacios en su propio campo. Me dió miedo ver autopistas a las espaldas de los laterales. Afortunadamente nadie aprovecho aquellos espacios. Portugal fue un rival muy pobre en el primer tiempo.

Realmente sorprendió Del Bosque con los cambios en la segunda mitad. Y sobretodo con la entrada de Llorente. He criticado al seleccionador cuando ha hecho cosas mal, y han sido muchas, y lo alabaré por sus aciertos. Del Bosque ha demostrado ser un entrenador con capacidad de evolución. En el primer partido España formó sin delantero centro; poco a poco Torres ha ido participando en los partidos de la primera ronda; tal vez ahora sea el momento del suplente Llorente. La evolución está ahí. Otra cosa es que esté de acuerdo con ella.

En una España plana, Llorente aportó profundidad y pausa en el ataque español, algo totalmente inaudito. La mayor posesión y el control de balón no llegaron de la manera que entendemos como natural. No, no fueron Silva (desaparecido), Xavi o Iniesta los que a base de posesión y rápida circulación de balón desarbolaron a la defensa portuguesa. Fueron balones a Llorente quien, jugando de espaldas, mató el balón en la frontal del área para permitir a los medios centros fabricar en la zona de aceleración. España no genera peligro por circulación, lo hace por aproximación. España amartillea al rival, no lo hace correr. Lo que antes era sacrilegio es ahora un recurso más y ¡ojo! tal vez sea la primera opción en la próxima ronda contra un rival duro atrás como es Paraguay.

Con el gol España se reencontró por un momento con sensaciones guardadas en una cajita de terciopelo: momentos Eurocopa. Momentos que corremos el peligro de ver cada vez más con cuentagotas. Los diez minutos siguientes a la entrada de Llorente en el campo los voy a guardar entre los más indescriptibles de la historia de fútbol español. España creció, marcó, se liberó y ganó la posesión. El partido parecía se había resuelto. El impacto de la decisión de Del Bosque y de la participación de Llorente habrá que medirla en consideración viendo hasta donde llega España y de qué manera.


A todo esto, Cristiano Ronaldo desasistido completamente. Apareciendo por todos lados sin ton ni son. Desactivado y poco ayudado por el resto de sus compañeros pero a su vez incapaz de coger la responsabilidad de aportar algo diferente a una selección portuguesa descaradamente inferior a la española. Posiblemente estamos hablando de uno de los mejores jugadores del mundo que menos ha ofrecido durante el mundial. Apuntaría a desavenencias con el seleccionador Queiroz que pueden nacer de una traumática fase de clasificación para CR9 (cero goles). Portugal tendrá que aprender de la experiencia en Sudáfrica.

Me sigue desagradando ver a Villa como extremo izquierdo corriendo kilómetros y kilómetros durante cada partido. Que dure el siete; España vive completamente de David Villa. Me sorprende ver a Iniesta participar tan poco en la base de la jugada. Imposible que lo hiciera por dos razones. La primera, la superpoblación del centro del campo español. Xavi, que ha aprendido a vivir de espaldas a la jugada (véase el gol), Sergio y Xabi ocupan la zona de creación de la roja. Parece que Del Bosque quiere de Iniesta que acelere el juego en la zona de media-punta. La segunda razón, su bajo estado de forma. De cualquier manera, pese a mis discrepancias, me quedo con que cada victoria en un campeonato corto como este ayuda enormemente a un colectivo y a su moral. El juego de la selección, vaya en la dirección que vaya, debería crecer con partidos como el de esta noche.

1 comentario:

Guillermo dijo...

He estado pensando mucho desde que vi el partido. Pensando sobre las posibles causas del cambio de estilo teniendo en cuenta que contamos en un 95% con los mismos jugadores de 2008.

Lo primero es que estoy completamente de acuerdo con lo de Xabi Alonso... se nota que en demasiados momentos del partido está fuera del mismo, como si no supiera o no pudiera posicionarse en el campo. Pero, como tú has dicho, todo se trata de recursos, según mi conclusión.

Y mi conclusión es la siguiente: Del Bosque está cambiando el estilo de juego de la selección porque los rivales le están jugando a España de manera distinta a la época de la Euro. Según creo, el seleccionador está viendo que para ganar en este mundial necesitamos un fútbol más directo, más de "amartillar" como perfectamente has dicho. Yo me canso de ver selecciones que meten a sus 11 hombres en su propia área esperando un contrataque... es insufrible. La única selección que logró desconcentrar a España por su propuesta fue Chile, muy agresiva y veloz. El resto salen al campo a especular, conscientes de que España no es un equipo demasiado sólido en las defensas con contrataques, porque es habitual ver cómo nuestros medios no saben cómo ni a quién tapar y eso provoca problemas en los defensas. Véase si no el disparo de Tiago desde la frontal en contrataque de ayer, sí, el que Casillas tuvo que volver a despejar con un portugués colgado del cuello.

En fin... siempre me queda la duda de si en un posible partido contra Argentina, si pasamos a Paraguay, no pagaremos caras nuestras "carajas" defensivas. Sé positivamente que contra los argentinos España llevará el compás, pero estoy también seguro de que ellos aprovecharán mucho mejor las ocasiones que tengan.

Las claves de ayer:

- Tuvimos suerte de campeones por primera vez en nuestra historia. Es la falta de suerte en los pequeños detalles lo que suele tirar a España en las competiciones..... pues bien, ayer, con un Casillas inseguro y un par de remates que se fueron rozando palos, logramos pasar.

- Llorente: fantástico trabajo. Supo entender perfectamente lo que quería Del Bosque y realizó un trabajo fenomenal. Aunque debemos esperar para ver si se le debe utilizar como titular o como recurso.

- Adaptabilidad, porque parece que España se va adaptando en tiempo real a lo que sucede dentro del campo. Esto nos provoca mucha ansiedad porque no acabamos de verla regular o magistral como antes, pero suele acertar al final y acaba ganando. Quizá este mundial requiera esto.

- Villa: ¡¡no te lesiones, por Dios!!

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails